Abuelete

24-02-2017 
 
Abuelete, así te bautizamos para que no te fueras sin un nombre, fuiste invisible durante muchos años. 
Llegaste tarde a nuestras vidas, tan tarde, que ya no pudimos hacer nada. 
Solo pudimos acompañarte en tus últimas horas de vida. 
Te llevas un trocito de nuestro corazón, se feliz al otro lado del arco iris.