KIWI

19/06/19

Tan pequeño, tan indefenso, solo era un bebe... no pudo disfrutar de la vida...
Su cuerpecito de 200g no pudo más y se apagó.
Desde que llegó con nosotras luchó con todas sus fuerzas por vivir, pero el poquito tiempo que pasó en la calle, fue tan duro que dejo su cuerpecito tan maltratado... tan débil....
Es injusto que después de tanto luchar, no lo has conseguido.
Nos dejas con el corazón roto en mil pedazos, y te llevas un pedacito de cada una de nosotras.
Tu mami Ana que tanto te cuidó se queda rota, pero sigue en pie cuidando a tu hermanito Melón.
Odiamos este momento de deciros adiós, y preferimos deciros HASTA PRONTO, sabemos que volveremos a veros.
KIWI, pequeñin, espéranos al otro lado del arco iris, allí serás feliz y te daremos muchos mimos.
NUNCA TE OLVIDAREMOS.